Facebook Twitter Youtube
El Celta fue mejor hasta que se quedó con diez

Indignos en la victoria

Escrito por Alberto Bravo

Miércoles, 17 Mayo 2017 22:50
Facebook Twitter 99
Reportar vídeo Reportar

        
Celta de Vigo
1
4
Real Madrid
Goles

0-1, Min. 9, Ronaldo; 0-2, Min. 47, Ronaldo, 1-2, Min. 68, Guidetti, 1-3 Min. 69, Benzema; 1-4, Min 87, Kroos

Alineaciones

Celta de Vigo

Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Roncaglia, Jonny; Jozabed (Min. 71, Marcelo), Pablo Hernández, Daniel Wass; Iago Aspas, Pione Sisto (Min. 78, Pape), Guidetti (Min. 86, Beauvue).

Real Madrid

Keylor Navas; Danilo, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Casemiro (Min. 70 Kovacic), Kroos, Modric, Isco (Min. 84, Asensio); Ronaldo (Min. 84, Lucas Vázquez), Benzema.

Árbitro

Martínez Munuera (Colegio Valenciano)

Tarjetas

Amonestó a Jonny y Guidetti, Hugo Mallo y Pablo Hernández por parte del Celta y a Casemiro y Ramos del Real Madrid. Expulsó a Marcucci, segundo entrenador del Celta y a Iago Aspas por doble amarilla

Incidencias

Partido aplazado correspondiente a la jornada 21 de la Primera División. Disputado en el estadio de Balaídos ante 23.000 espectadores.

Pulse para ampliar

Jozabed ante Cristiano Ronaldo (Foto: LFP.).

El Celta lo intentó, llegó a ser mejor que el Real Madrid y cayó, jugando al fútbol, luchando contra todo por una victoria que se mostró esquiva. Dos contras y una posterior actuación arbitral más que cuestionable impidieron a los de Berizzo brindarle un triunfo a su afición. Nada que objetar, caer así, jugando así es admirable. Esta noche toca celebrar otra derrota, pero esta no duele, los celestes hicieron todo para que los tres puntos se quedasen en Vigo.

La primera mala noticia llegó con el once de Berizzo, Radoja no se recuperó a tiempo y Jozabed entraba en su lugar. Hasta ahí llegó esa mala nueva, porque el andaluz encarna como nadie el amor por la pelota. En un Balaídos invadido por camisetas blancas el Celta salió a mandar, a manejar el encuentro, a demostrar que los tres puntos se tenían que quedar en casa.

Con la pelota como arma, y el buen juego por bandera se plantaron los de Marcucci, el Real Madrid esperaba atrás, como un león enjaulado en busca de una contra en la que matar el choque. El mediocampo celeste funcionaba, la defensa estaba atenta hasta que el minuto nueve una contra finalizada por Ronaldo se colaba en la meta de Sergio. Un palo que no amilanó al Celta.

Los olívicos creían en su juego y en sus posibilidades y no cambiaron ni un ápice su manera de encarar el choque. Posesión, pases al primer toque, ampliar el campo gracias a un omnipresente Pione Sisto, así el Celta persiguió el tanto del empate durante 35 minutos. No llegó, ocasiones hubo, de Guidetti, de Aspas, de Wass, en una potente falta que se tuvo que sacar Keylor Navas de encima.

El Celta se gustaba y soñaba con el empate, el conjunto merengue se había instalado en un parapeto con el que pretendía sobrevivir el resto del choque. Navas se eternizaba en cada saque de puerta para indignación de la parroquia celeste, la misma que vio estupefacta como Martínez Munuera no señalaba una mano muy clara de Danilo, lo cierto que fuera del área, acción en la que Aspas acabó viendo la tarjeta amarilla. La pelota era celeste, pero el Madrid tuvo dos ocasiones para sentenciar, en una de ellas Roncaglia le birló el balón a Ronaldo, en la última de la primera mitad, Benzema lanzó como un niño de cinco años. 

Guidetti y Ronaldo

No tardó el Real Madrid en provocar el segundo terremoto en Balaídos. No habían pasado ni dos minutos cuando Guidetti mostraba algunas de sus carencias técnicas al no ser capaz de rematar ante Navas. Los merengues lanzan una nueva contra y Ronaldo ejecutó por segunda vez a Sergio. Otro choque en el que el portugués no necesita hacer nada especial para batir al Celta.

Este segundo tanto sí afectó a los celestes, el partido se abría y las contras del Real Madrid eran continuas. El Celta empezaba a acusar el esfuerzo a falta de más de 30 minutos por jugar. Los de Zidane empezaron a disfrutar de algo que no habían tenido en 60 minutos, la pelota.

Fiesta arbitral

El Celta recibía el tercer golpe de la noche cuando Martínez Munuera expulsó a Aspas por simular un penalti, una acción que indignó a un Balaídos que asistía estupefacto a lo que estaba aconteciendo. Desde luego Iago Aspas no se tira en ningún momento. 

La noche no podía terminar así y en la siguiente acción, en el área del Celta, sucedía algo similar, Cristiano se iba al suelo y esta vez no había tarjeta al delantero, pero sí a Jonny. Marcucci era expulsado por protestar y Balaídos rugía, ¡Así, así, así, gana el Madrid!.

Reacción efímera

La actuación arbitral encorajinó al Celta y se lanzó a por la remontada, dispuso Wass de la primera y fue Guidetti el que recortó distancias en el minuto 68. Poco duró la alegría ya que Benzema tardó un minuto en poner el 1-3. Ronaldo pudo anotar el 1-4, pero en un alarde de soberbia y chulería falló lo imposible para disfrute de la hinchada.

El Celta estaba, ahora sí, roto, Isco probó los reflejos de Sergio cuando aún quedaban 15  minutos por jugarse. No faltó al espectáculo, de nuevo bochornoso un Ramos indigno en la victoria. La fiesta del fútbol se terminó con una victoria que sabrá bien en Madrid, a final lo importante son los títulos, da igual como se consigan. El cuarto de Kroos es una anécdota.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

CLICK PARA COMENTAR

 

 
Así vamos...
Primera División PT PJ
11 Málaga Málaga 46 38
12 Valencia Valencia 46 38
13 Celta Celta 45 38
14 Las Palmas Las Palmas 39 38
15 Real Betis Real Betis 39 38
El Desmarque