Facebook Twitter Youtube
El 'Tucu', Cabral y Guidetti fallaron

Una penosa tanda de penaltis condena a un Celta superior

Escrito por Alberto Bravo

Miércoles, 09 Agosto 2017 21:49
Facebook Twitter 47
Reportar vídeo Reportar

1       
Celta de Vigo
1 (2)
1 (3)
Udinese Calcio

El XXII Trofeo Memorial Quinocho se marcha a Údine. En la presentación del Celta de Juan Carlos Unzué en Balaídos ante su hinchada, los celestes sólo lograron arañar un empate ante el Udinese durante el tiempo reglamentario de partido y terminaron por perder el trofeo en una desastrosa tanda de penaltis que iba a decidir el resultado a favor de los visitantes italianos.

Con casi todo su teórico once titular salto al césped el Celta de Unzué, el celtismo pudo disfrutar de los primeros minutos en directo de su equipo en un Balaídos en obras. Desde los primeros minutos, con un 4-3-3 donde Lobotka y Jozabed ocupaban posiciones muy avanzadas, los vigueses se hicieron con el control del esférico, el Celta era muy superior al Udinese italiano, que solo se mostraba algo incisivo con las incorporaciones de Widmer.

Con un Pione Sisto muy activo en su banda, el Celta lograba generar las primeras ocasiones del partido antes del cuarto de hora. Iago Aspas pudo batir a Scuffet en dos ocasiones, la primera de tacón tras un pase de Jozabed, la segunda en un centro envenenado que el meta italiano mandó a córner con los puños.

El Celta seguía dominando con un Lobotka que volvió a dejar muy buenas sensaciones gracias a su enorme despliegue físico y su capacidad para asociarse sin complicaciones. Jozabed buscaba filtrar balones para el tridente celeste demostrando, una vez más, que va a ser un jugador muy importante en el Celta 2017-2018.

Maxi Gómez se estrena ante su afición

La pelota era celeste, las pocas ocasiones también, el Udinese disponía un entramado  defensivo complicado de superar y, por parte de los locales la peor noticia sobre el campo era la falta de complicidad de Maxi Gómez con el resto de sus compañeros. Al uruguayo se le ve un futbolista verde, por hacer, pero con unas condiciones inmejorables para el fútbol, así lo demostró con su segundo gol en la pretemporada.

Cuando el partido estaba a punto de terminar en su primera mitad y los jugadores de las categorías inferiores se preparaban para saltar al campo llegó el único tanto del Celta. Un centro lateral de Iago Aspas que despeja la zaga trasalpina de un testarazo, donde Maxi, muy atento, recoge el rechace para empujar la pelota al fondo de las mallas. El Celta se iba con ventaja a los vestuarios.

Una segunda mitad soporífera

El Celta saltó a la segunda mitad con Rubén Blanco y Cabral como novedades en el once, ambos futbolistas sustituyeron a Iván Villar y Sergi Gómez. No varió la tónica del partido, los de Unzué seguían dominando el choque pero no eran capaces de generar ocasiones en un duelo marcado por los continuos cambios del Udinese que impedían que el partido tuviese el ritmo deseado.

Pasaban los minutos y los vigueses amasaban la posesión sin lograr inquietar la meta visitante. Hasta el minuto 58 no se pudo ver un acercamiento del Celta a la portería italiana. De nuevo Aspas conectó un centro al que estuvo a punto de llegar Maxi Gómez. Unzué volvía a mover el banquillo dando entrada a Pablo Hernández, Hjulsager y Brais Méndez por Radoja, Pione Sisto y Lobotka. 

El danés protagonizó algunas de las jugadas más interesantes de los siguientes minutos en su nueva posición en banda izquierda. El ritmo bajaba a un límite apenas soportable, digno de un solteros contra casados y solo la entrada de Guidetti por el autor del único gol, Maxi Gómez, animaba a la escasa afición presente.

Empate y tanda de penaltis

Más y más cambios, le tocaba el turno a Beauvue, Costas, Fontás, Wass y Pampín, que disfrutaron de los últimos diez minutos de un encuentro que se había muerto hace mucho tiempo. Pero no lo pensaba así el Udinese, que logró la igualada cuando el choque estaba a punto de terminar. En un doble disparo de la escuadra italiana, el primer de ellos atajado de manera espectacular por Rubén Blanco, llevaron al partido a la tanda de penaltis.

Diez disparos desde los once metros, la mayoría de ellos horribles, donde solo Costas y Wass lograron batir Bizarri, Pablo Hernández, Guidetti y Cabral marraron sus intentos y el Memorial Quinocho se va para Italia.

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados


 

 
Así vamos...
Primera División PT PJ
11 Málaga Málaga 46 38
12 Valencia Valencia 46 38
13 Celta Celta 45 38
14 Las Palmas Las Palmas 39 38
15 Real Betis Real Betis 39 38
El Desmarque