Facebook Twitter Youtube
Las rotaciones masivas sirvieron ante Leganés, Osasuna, Granada y, en parte, en Gijón

La segunda unidad funciona contra los equipos de la zona baja

Escrito por Nacho Vizcaíno

Lunes, 17 Abril 2017 09:00
Facebook Twitter 12
Reportar vídeo Reportar

        
Pulse para ampliar

Jozabed, durante el Granada-Celta (Foto:LaLiga).

El Celta del Nuevo Los Cármenes volvió a estar protagonizado por los menos habituales para Berizzo. El técnico argentino lleva realizando rotaciones en el once durante toda la temporada, pero desde que el calendario se apretó en enero de 2017 en más de un partido ha optado por hacer cambios masivos y Granada fue una de las plazas escogidas para ello. Por ahora, el plan B le ha valido al Celta para sumar contra los equipos que pelean por la permanencia.

En concreto, Berizzo decidió hacer cambios de manera drástica en siete encuentros de Liga este 2017: Real Sociedad, Leganés, Osasuna, Sporting, Villarreal, Éibar y Granada. En estos partidos, el 'Toto' optó por dar descanso a pilares centrales del equipo y en estos onces aparecieron nombres como Señé, Lemos, Pape Cheikh, Rossi, Hjulsager o Planas, entre otros. Jugadores que han contado menos de lo esperado o que directamente apenas han dispuesto de oportunidades.

El balance de esta versión B del Celta está en el aprobado: tres victorias, un empate y tres derrotas. Si bien es cierto que los diez puntos sumados por la segunda unidad han sido contra equipos que están ubicados en los últimos cuatro puestos de la clasificación. Los triunfos llegaron contra Leganés, Osasuna y Granada, mientras que el empate fue en El Molinón. Cuando la segunda unidad celeste ha tenido que medirse a equipos más fuertes de la Liga, solo conoció la derrota -Real Sociedad, Villarreal y Éibar-. A esto se le añade que algunos de estos puntos se consiguieron gracias a la intervención de jugadores titulares que saltaron al campo desde el banquillo, como fue el caso de Iago Aspas ante el Sporting.

De toda la lista de jugadores poco habituales, solo dos hombres han conseguido sacarle partido a estas rotaciones masivas: Pione Sisto y Jozabed. El danés consiguió dar el salto a la titularidad después de mostrar buenas maneras en estos partidos, liderando al equipo y cuajando buenas actuaciones. Especialmente en Anoeta y Butarque. Su buen hacer ha hecho que en los últimos meses haya sido él el que ocupe el extremo izquierdo en los partidos importantes y que Bongonda se haya convertido en su sustituto.

Jozabed llegó en invierno y sus participaciones tanto de titular en estos partidos como saltando al césped desde el banquillo en los encuentros claves le ha permitido presentar credenciales para que el Celta haga efectiva su opción de compra cuando termine esta temporada. El andaluz fue el mejor contra Granada y Éibar y en los últimos ecuentros siempre ha dado un plus de calidad y fluidez en el juego de ataque. Además, ha encajado bien y rápido en el complejo sistema de Berizzo y demuestra entenderse bien con jugadores clave como Iago Aspas.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque