Facebook Twitter Youtube
En cuadro ante las bajas de Bongonda y Planas

La falta de efectivos en banda, ¿fichar o confiar en A Madroa?

Escrito por Alberto Bravo

Lunes, 19 Junio 2017 11:00
Facebook Twitter 17
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Bongonda y Planas en la temporada 2015-2016 (Foto: M.D.).

La pasada campaña el Celta tenía un problema en el ataque de su banda derecha, la falta de un jugador específico obligó a Berizzo a situar a Iago Aspas en esa posición tras la salida de Orellana en el mercado invernal. La llegada de Hjulsager no alivió el problema en ese costado. El lado izquierdo sumaba cuatro efectivos para dos puestos, pero con las salidas de Planas y Bongonda el Celta se ha quedado también en cuadro. El club necesita reforzar sus bandas, ¿fichará o volverá a contar con la cantera?.

En los últimos meses el Celta ha perdido a varias piezas destinadas a ocupar las bandas del equipo. A comienzo de la temporada 2016-2017 Berizzo contaba en su plantilla con dos laterales derechos, Hugo Mallo y Lemos; dos izquierdos, Jonny y Planas a los que se le sumaba la polivalencia de Roncaglia. En la delantera el conjunto vigués poseía a Orellana, que ocupaba el costado diestro con mucha libertad y con Pione Sisto y Bongonda para el extremo zurdo. Beauvue, que se fichó para el lado diestro, aún estaba de baja.

Esta situación varió en enero, los problemas de indisciplina obligaban al Celta a deshacerse de Orellana, en su lugar llegaba Hjulsager, con el que Berizzo apenas contó situando a Iago Aspas como falso extremo derecho. La reaparición de Claudio Beauvue alivió un tanto la situación pero se demostró que el antillano no es un futbolista de banda, su hábitat natural es en el centro del ataque.

Si la banda derecha tenía problemas, en la izquierda la situación era distinta, al menos en número, ya que el rendimiento de Planas y Bongonda no era satisfactorio. Ambos jugadores son las primeras bajas del Celta para la temporada 2017-2018. Unzué solo cuenta con Jonny y Pione Sisto para el lado zurdo, el club debe encontrar dos piezas, un lateral y un extremo que aumenten la competencia.

A día de hoy el Celta cuenta con Hugo Mallo, Lemos, Hjulsager y Beauvue como teóricos hombres de banda derecha. Lemos y Hjulsager no tienen su puesto garantizado en la plantilla, ambos pueden salir cedidos, por lo que el club deberá encontrar otras dos piezas en el mercado o en la cantera. Malbasic de la Vojvodina, es uno de los primeros nombres en aparecer. Kevin, capitán del filial podría dar el salto definitivo al primer equipo como suplente de Hugo Mallo.

En el costado zurdo, descontando siempre la polivalencia de Roncaglia, el Celta solo tiene a Jonny como lateral. En la cantera está Samu Araújo que acumula 90 encuentros en Segunda B. El vigués ya debutó en Copa del Rey con la primera plantilla disputando 90 minutos ante el Athletic de Bilbao en enero de 2015. En el puesto de extremo, sin una alternativa clara en el B y con Pione Sisto asentado, el club deberá encontrar en el mercado un suplente para el danés.

Es en ese puesto donde los rumores se han disparado, los dos nombres más importantes que han sonado para el Celta en este comienzo de mercado son Hirving Lozano y Nolito, ambos futbolistas por esa banda. Dos operaciones costosas y complicadas para una posición donde la progresión de Pione Sisto es clara. En caso de llegar alguno de ellos Unzué deberá encontrar como casar a dos futbolistas de jerarquía y nivel.

Cuatro puestos, ocho jugadores para doblarlos, solo Hugo Mallo, Jonny y Pione Sisto con plaza asegurada, Hjulsager y Lemos en el alero. El Celta deberá encontrar en el mercado soluciones o pensar en A Madroa, una cantera que con la llegada de los millones de la televisión ha quedado relegada a un segundo plano.

CLICK PARA COMENTAR

El Desmarque