Facebook Twitter Youtube
Jugadores que han militado en los dos equipos

Celta y Dépor en el mismo pecho: segunda parte

Escrito por Alberto Bravo

Jueves, 21 Diciembre 2017 08:00
Facebook Twitter 14
Reportar vídeo Reportar

1       
Pulse para ampliar

Joselu con la camiseta del Deportivo (Foto: EFE).

Segunda parte de los jugadores que han vestido la camiseta del Celta y del Deportivo a lo largo de su carrera. El último de ellos, Joselu, el canterano celeste que la pasada campaña defendió la elástica herculina. Estos son los once jugadores que completan los diez anteriores que hemos repasado en ElDesmarque.

José Domínguez

El lateral zurdo se formó en las categorías inferiores el Celta de Vigo, debutó como profesional en 1959 con 19 años, pero al no contar con suficientes oportunidades decidió probar suerte en el Deportivo. Una década se pasó en Coruña, participó en cinco ascensos a Primera División llegando a disputar 121 partidos en el costado zurdo herculino. En la temporada 1971 el Celta decidió repescarle y disputó tres temporadas más con los vigueses acumulando 49 partidos en la recta final de su carrera.

Francisco Simón

El catalán llegó a Galicia por culpa del servicio militar. En 1940 ficha por el Deportivo de la Coruña, pero en esa época el marco coruñés estaba defendido por Acuña, uno de los mitos del Deportivo, en sus cinco años en el Deportivo sólo consigue jugar cinco partidos en Primera División, así que en 1945 el Celta llega a un acuerdo con el Deportivo para traspasar a Simón a la escuadra celeste. Simón se convirtió en el portero titular de un equipo de leyenda, consiguió un cuarto puesto en Liga, un subcampeonato de Copa. Acabó su periplo en el Celta en 1954 cuando se retira tras 152 encuentros defendiendo la zamarra celeste.

Vicente Trujillo

Malogrado futbolista que falleció con sólo 30 años. Llego a Vigo procedente del Ferroviaria de Madrid en la temporada debut de Celta en Primera División. Trujillo estaría cinco campañas más enrolado en el Celta de Vigo, a pesar de ser delantero sólo lograría un tanto en sus 42 partidos, en una época en la que se jugaba con 5 delanteros, los que actuaban en los costados no solían anotar un gran número de goles. En 1945 ficha por el Deportivo, donde sólo permanecerá un año, para acabar en el Albacete, no pudo siquiera jugar con los manchegos al detectársele una grave enfermedad que acabaría con su fallecimiento el 1 de junio de 1948. 

José Luis Borbolla

Delantero mexicano de padre asturiano, tras empezar su carrera en el país centroamericano, una recomendación a Santiago Bernabeu lo trajo a España, hubo una gran expectación por su fichaje, pero Borbolla no cuajó en el conjunto merengue y esa misma temporada (1956-45) acabó cedido en el Deportivo. Jugó 10 partidos con los herculinos anotando 4 goles. A pesar de su llegada el Deportivo acabó colista y en Segunda División. Borbolla regresó al Real Madrid donde sólo disputa un encuentro. Llega al Celta en 1946, tras rechazar una oferta de un recién ascendido Deportivo. En Vigo jugó 11 partidos anotando 3 goles. Tras esa temporada Borbolla decidió regresar a Mexico. Sus buenas actuaciones le permitieron jugar el mundial de 1950 en Brasil.

Dagoberto Moll

Extraordinario interior uruguayo llega al Deportivo en 1949 recomendado por su entrenador Scopelli. Fuerte y técnico a partes iguales en sus cinco temporadas en disputó 121 partidos logrando 33 goles. Sus buenas actuaciones le hacen fichar por el Barcelona, donde está sólo una temporada en la que juega 16 encuentros con 4 goles, pero no convence y es traspasado al Condal. Moll llega a Vigo un año después, en la temporada 1957-58, logrando 6 goles en 22 partidos. En la segunda vuelta de esa temporada, el Celta se hunde y la directiva acaba expedientando a Olmedo, Garmendia y Moll. Tras este incidente Moll pidió la carta de libertad que logró tras perdonar 70.000 pesetas que le debían para acabar en el Elche.

Antonio Núñez

La historia de Núñez con el Celta pudo comenzar años antes. Cuando jugaba en Las Rozas, Felix Carnero intentó enrolar al extremo diestro para el Celta B, pero Núñez también tenía una oferta del filial del Real Madrid y aceptó esta segunda porque seguía quedándose en casa. Tras pasar por las filas merengues recaló en el Liverpool, con el que se proclamó campeón de Europa. El Celta volvió a llamarle y se incorporó al equipo de Fernando Vázquez que estaba disputando la Uefa, descendería ese Celta y Núñez seguiría dos años más en Vigo. 

De aquella época guarda un mal recuerdo en un derbi en Riazor que ganó el Celta 0-2, en el descanso los suplentes estaban peloteando con la mala suerte de que un chut de Jonathan Aspas impactó en la cara de una aficionada que incluso se acercó a la grada para interesarse por esta chica y darle su número de teléfono por si quería que le pagara las gafas que le rompió. La chica le dijo que no pasaba nada. Sin embargo, pasado un tiempo, la chica puso una denuncia a Antonio Núñez, reclamándole una importante cantidad de dinero por el incidente.

Después del Celta Núñez estaría en Murcia, Apollon Limassol, Huesca y en el año 2013 ficharía por el Deportivo con el que jugaría 22 partidos en la Segunda División

Antonio Chas

Uno de los primeros jugadores en vestir ambas camisetas, en el Celta jugó 10 partidos en la temporada 1932-33 en la Liga Regional, en Vigo jugó como cedido por el Deportivo de la Coruña, donde había estado las dos anteriores campañas. Chas destacaba por su altura y fortaleza física, por ello le apodaron el 'Ariete impetuoso', nombre ganado a pulso por sus dos fracturas de clavícula. Tras estar en el Lemos, en la temporada 1934-35 regresa al Deportivo donde sólo se quedaría un año antes de fichar por el Rácing de Santánder, donde se le recuerda como uno de los mejores delanteros de su historia pero ese año comenzó la Guerra Civil, Chas se marcha a Cataluña y vuelve de nuevo al Deportivo. Tras el fin de la guerra regresa al Rácing de Santánder, pero ese equipo es una sombra del de 1936 y desciende por primera vez a Segunda División. Siguió su carrera en el Espanyol, Valencia, Oviedo y Murcia. Al retirarse volvió a Galicia para montar un negocio hostelero en San Pedro de Nos.

Oriol Riera

El penúltimo en dar el paso entre clubes hasta el día de hoy. El de Vic tuvo una mala experiencia en la cantera del Espanyol, y acabaría jugando en la del Barcelona en 1999. Rijkaard lo hace debutar con el primer equipo en 2004, llegando a jugar dos partidos de Liga y uno de Copa del Rey con 17 años. En 2007 estuvo a punto de firmar por el Legia de Varsovia, pero querían que jugase sin firmar el contrato y se negó. Volvió al Barça B, pero no tenía sitio. Cedido a la Cultural Leonesa, Milo Abelleira lo recuperó para el fútbol. Tras dos años en León firma por el Celta B con la intención de alternar con el primer equipo. En su segundo año en Vigo Eusebio le da la oportunidad de debutar tras ser el máximo realizador del filial. Ese Celta no tenía gol y se confió en Riera para los últimos partidos pero la normativa de la Liga le impidió jugar los cuatro encuentros finales de la temporada y cuando acabó su contrato no se le renovó.

A partir de ahí fue creciendo como goleador en Cordoba y Alcorcón, lo que hace que Osasuna se fije en él para la Primera División donde realiza un gran temporada logrando 13 goles que le llevan a fichar por el Wigan, en Inglaterra no cuaja y en 2014 ficha por el Deportivo.

Goran Djorovic

Un jugador que originó una de las grandes polémicas de los últimos años. Goran Djorovic fue uno de los artífices del EuroCelta, en sus cuatro años en Vigo se convirtió en uno de los mejores centrales del continente. Pero Lendoiro lo quería para el Deportivo y apostó muy fuerte por su contratación cuando Djorovic acababa contrato con el Celta. Su salida por la puerta de atrás ensombreció su espectacular rendimiento anterior y se le consideró un traidor a los colores celestes. En Coruña no le fueron bien las cosas, 11 partidos en dos temporadas, la 2001-02 y la 2002-03. Lastrado por las lesiones lo que acabó con el serbio en el Elche donde colgó las botas debido a sus problemas físicos.

Hasta aquí 20 jugadores que han sido celestes y blanquiazules, a algunos aún les podríamos preguntar que camiseta quieren más, o tal vez aman las dos por igual. A otros ya es imposible porque en la larga historia de Celta y Deportivo, alguno de estos hombres ya nos han dejado. 

Joselu

El celtismo no guarda un buen recuerdo de su canterano. Joselu nació en Alemania pero desde muy joven se enroló en la cantera del Celta. Fue quemando etapas, en el club se tenía confianza ciega en el delantero y debutó en el primer equipo con solo 19 años en Segunda. El Real Madrid se fija en él y tras ficharlo lo deja un año cedido en Vigo donde anota cuatro goles.

Tras pasar por el conjunto merengue emprende diversas aventuras en Alemania e Inglaterra, la mayoría de ellas fracasadas. En el curso 2016/17 llega cedido al Deportivo tampoco le salen bien las cosas y sólo anota 5 goles en liga. Joselu no ha dejado un buen recuerdo ni en Vigo ni en A Coruña.

CLICK PARA COMENTAR

Así vamos...
La Liga PT PJ
5 Villarreal Villarreal 34 20
6 Sevilla Sevilla 32 20
7 Celta Vigo Celta Vigo 28 20
8 Eibar Eibar 28 20
9 Getafe Getafe 27 20
El Desmarque