Facebook Twitter Youtube
Diez canteranos debutaron de la mano del técnico vallisoletano

Factoría Eusebio

Escrito por Marci Varela

Martes, 08 Marzo 2016 19:12
Reportar vídeo Reportar


El 2 de marzo de 2009, el Celta deambulaba por Segunda División y Carlos Mouriño decidió cesar a Pepe Murcia y poner en su lugar a Eusebio Sacristán, que tendría su primer oportunidad como primer entrenador tras formarse como ayudante de Frank Rijkaard en el BarcelonaLa llegada del vallisoletano marcó un antes y después en el club vigués, ya que puso las bases del actual Celta: buen juego y cantera. Ante la falta de jugadores de nivel, el técnico dio la oportunidad a muchos canteranos durante sus 66 partidos en el banquillo celeste. En total fueron diez los jóvenes que debutaron con Eusebio:

Joselu (30 partidos, 4 goles)

Después un amistoso en abril de 2009 contra el Pontevedra en Ponteareas en el que hizo un hat-trick, Eusebio le hizo debutar oficialmente con el primer equipo el 9 de mayo de ese año. Joselu saltó al campo en el minuto 49 sustituyendo a Óscar Díaz, ocupando la plaza de delantero centro. El equipo perdió 0-1 contra el Las Palmas y se complicaba la permanencia. Esa temporada entró en alguna convocatoria más, aunque solo jugó en un encuentro. El salvador celeste sería otro jugador del filial; Iago Aspas.

En verano, Eusebio apostó por él y el club le hizo un contrato profesional hasta 2013 con una cláusula de rescisión de 10 millones de euros. Sin embargo, el 31 de agosto la entidad anunció su traspaso al Real Madrid por 1,5 millones más variables. El delantero jugó esa campaña como cedido en el Celta y su rendimiento no fue el esperado. Más que por sus goles, destacó por enviar balones al palo. Con la llegada de Cellerino y Papadopoulos en el mercado de invierno, tuvo un papel secundario en el equipo.

Candela (1 partido)

Con la permanencia asegurada, Eusebio le dio la oportunidad a un mediocentro que tuvo un papel más que aceptable en el filial. Fue titular en el campo del Sevilla Atlético un 13 de junio de 2009. Al descanso entró Renan en su lugar. En el siguiente encuentro, el que cerraba la temporada, Candela entró en la convocatoria pero no jugó ni un minuto.

El centrocampista hizo la pretemporada a las órdenes del vallisoletano y disputó los amistosos ante el Joane, Freamunde, Leça, Paços de Ferreira y Vianense. Regresó al filial y solo recibió la llamada del primer equipo en el partido contra el Elche, disputado en diciembre del mismo año.

Toni (16 partidos, 2 goles)

Durante el 'stage' de pretemporada en Melgaço, la cantera tuvo un protagonismo especial y varios jugadores se ganaron el puesto en el primer equipo. Uno de ellos fue Toni, que debutó en el primer partido de Liga contra el Numancia el 29 de agosto de 2009 disputando 51 minutos. El estilo de juego de Toni encajaba a la perfección con la idea que Eusebio quería implantar. Actuaba de extremo, en cualquiera de los bandas, en el sistema 4-3-3 del vallisoletano.

El coruñés tuvo bastante protagonismo en la primera mitad del campeonato y cumplió con creces. Los refuerzos en el mercado invernal le dejaron sin sitio y regresó al filial, donde anotó 6 goles en 20 partidos. Su brillante campaña le valió para formar parte de la primera plantilla la temporada siguiente.

Hugo Mallo (28 partidos)

Sin duda fue la apuesta más arriesgada de Eusebio y también la más acertada. Los conflictos entre Edu Moya y el club provocaron que el técnico solo contase con Vasco Fernándes como lateral derecho. Ante esta tesitura, el vallisoletano anunció que un juvenil de 18 años llamado Hugo Mallo sería jugador del primer equipo sin haber pasado por el filial.

El defensa debutó el mismo día que Toni, aunque no lo hizo de inicio. Entro en la segunda parte por Roberto Lago. Pese a estrenarse como lateral izquierdo, siempre actuó por la derecha, alternando el puesto con Vasco Fernándes. Como era lógico, el proceso de adaptación no fue fácil y eso se demostró en el número de cartulianas: 13 amarillas y 1 roja. Cometió errores propios de su edad, pero se le veían maneras. Siete años después es el capitán del Celta.

Yoel (15 partidos, 16 goles encajados)

En la portería también Eusebio dio la alternativa a la cantera. En su única temporada al completo, el míster apostó por Falcón en Liga y Yoel en Copa del Rey. De esta manera, el vigués se estrenó el 1 de septiembre de 2009 contra el Real Unión en segunda ronda. En el torneo del K.O., el guardameta tuvo actuaciones fabulosas que fueron claves para que el Celta llegase hasta cuartos de final.

Sus encuentros fuera de casa ante Tenerife y Villarreal son su mejor carta de presentación. Cuando los problemas físicos acecharon a Falcón, Eusebio tiró de él en las últimas jornadas de Liga con un rendimiento irregular. Para el recuerdo quedó su encontronazo con Trashorras en el campo del Villarreal B. El Celta lo vendió en el verano del 2014 al Valencia por 1,8 millones de euros.

Túñez (23 partidos, 1 gol)

La Copa del Rey del curso 2009-10 fue un vivero de oportunidades para los jugadores del Celta B. El primero en aparecer con el primer equipo fue el central, que debutó el 7 de octubre como titular en tercera ronda en Girona. El hispano-venezolano formaba pareja en el centro del zaga del Celta B junto a Jordi Figueras, que también gozó de la confianza de Eusebio.

Desde aquel encuentro en Montilivi, Túñez fue titular en todos los partidos de Copa. Tras caer eliminado el equipo vigués frente al Atlético de Madrid, el preparador vallisoletano comenzó a darle encuentros en Liga y acabó siendo indiscutible e incluso marcó un gol en Murcia. La temporada siguiente tuvo ficha en el primer equipo, aunque gozó de pocos minutos.

Víctor Vázquez (2 partidos)

El Celta avanzaba en Copa y en cada eliminatoria seguían debutando canteranos. El 6 de enero de 2010 fue el turno del marinense, que actuó de lateral derecho contra el Villarreal en Balaídos. Víctor Vázquez brilló aquella tarde de 'Reyes', pero no volvió a jugar con el primer equipo hasta la última jornada de Liga.

Eusebio Sacristán prefirió apostar por Túñez y no fue el único, puesto que Paco Herrera apenas le dio minutos el curso siguiente. Tras varios años rindiendo a buen nivel en el filial, el defensa abandonó el club y se marchó al Racing de Ferrol, donde es indiscutible.

Mateo (2 partidos)

Un caso parecido al de Víctor Vázquez es el de Mateo. También se estrenó contra el Villarreal, aunque lo hizo en el partido de vuelta en El Madrigal. Disputó la primera parte y fue sustituido en el segundo tiempo por Hugo Mallo. Al igual que su compañero en el filial, no volvió al primer equipo hasta el choque contra el Huesca que cerraba la temporada. Hasta nueve canteranos jugaron aquel día.

Sus buenas temporadas en el Celta B no le valieron para dar el salto tampoco con Paco Herrera. El mediapunta tenía mucha clase en sus botas, sin embargo su endeblez física le restaba opciones. Nunca llegó a consolidarse en el fútbol profesional.

Oriol Riera (6 partidos)

El mismo día (12 de enero) que Mateo debutó también lo hizo Oriol Riera. Eusebio premió sus buenos números goleadores con el Celta B. Cuatro días después del choque contra el Villarreal, disputó 6 minutos en Liga en la derrota por 0-1 contra la Real Sociedad. El técnico celeste volvió a contar con él en mayo.

El equipo tenía un grave problema con el gol, ya que ninguno de los delanteros acababa de encontrar portería. En un partido clave por la permanencia contra el Cádiz, Eusebio aposto por él y el catalán respondió con una buena actuación pese a no marcar. Fue titular en los tres encuentros posteriores, aunque al no haber jugado un número de partidos determinados, el reglamento de la LFP no le permitía disputar los cuatro últimos choques del campeonato. Al acabar la campaña firmó por el Córdoba en Segunda División.

Álex López (2 partidos)

El último futbolista del filial en tener su oportunidad fue el ferrolano, que debutó el 13 junio de 2010 en Anoeta, en el día del ascenso de la Real Sociedad a Primera. Entró por Iago Aspas en el minuto 76 y también jugó la semana siguiente contra el Huesca de titular.

Pese a ser el máximo goleador del Celta B, su salto al primer equipo llegó más tarde lo previsto porque Eusebio tenía bien cubierto el centro del campo con Bustos, Trashorras, López Garai, Danilo, Michu y Jonathan Vila. El curso siguiente, Álex López se ganó la confianza de Paco Herrera y fue una de las revelaciones del campeonato.

Fuente: www.yojugueenelcelta.com

CLICK PARA COMENTAR


 

 
Así vamos...
Primera División PT PJ
8 Villarreal Villarreal 13 8
9 Betis Betis 13 8
10 Celta Vigo Celta Vigo 11 8
11 Ath Bilbao Ath Bilbao 11 8
12 Levante Levante 10 8
El Desmarque