Facebook Twitter Youtube
La historia de Lorena Iglesias

Una pasión que nació en el infierno de Segunda

Escrito por Marci Varela

Martes, 16 Febrero 2016 18:20
Facebook Twitter 153
Lorena Iglesias en Zürich
Lorena Iglesias en Zürich

Toca conocer una nueva historia de aquellos aficionados del Celta que disfrutan con su equipo desde fuera de Galicia. Nuestra quinta parada nos lleva hasta la ciudad suiza de Zurich.

Con el paso de los años, las gradas de los estadios cuentan cada vez con más mujeres en sus asientos como es el caso de nuestra protagonista. Lorena Iglesias (Vigo, 1987) se convirtió a la religión celtista hace seis años, cuando el club vigués atravesaba un momento crítico en Segunda División. "Recuerdo al Celta en UEFA y el año de Champions, pero verdaderamente el momento en el que surgió mi pasión por fue en la temporada 2009/2010, la de la salvación agónica con el doblete de Aspas con el Alavés. Decidí abonarme en Marcador la campaña siguiente, aunque solo pude ser socia ese año porque al siguiente me vine para Zürich", cuenta.

Aunque no fuese una seguidora incondicional, Lorena tuvo desde siempre un cariño especial por el equipo que tanto amaban su padre y su hermano. "Recuerdo al Celta desde muy pequeña, de ver a jugadores como Gudelj, Karpin o Dutruel por Balaídos. Desde mi casa en Matamá se ve el estadio y se escucha el bullicio en los días de partido. El primer encuentro que vi en el estadio fue un Celta-Real Sociedad de la temporada 1997/98 que ganamos 2-1. Mi ídolo siempre fue Alexander Mostovoi, aunque Guidetti me ha robado el corazón (risas)", comenta. 

Como muchos jóvenes gallegos, Lorena decidió hacer las maletas e iniciar una nueva vida en Zürich, donde comenzó trabajando como au pair (persona acogida temporalmente por una familia a cambio de un trabajo auxiliar). Rápidamente se puso a buscar celtistas por la zona y encontró a más de uno. "La verdad es que he tenido suerte. Me presentaron a Marcos García y a partir de ahí él fue mi salvación y me introdujo al celtismo en Zürich inmediatamente. Ya desde el principio empezamos a quedar para ver los partidos y me presentó a más gente. Para mí tienen mucho mérito, ya que son tan celtistas o más que yo a pesar de que sus padres sean gallegos inmigrantes en Suiza. Igual hubiese sido más fácil ser de un grande como el Real Madrid o el Barcelona", relata.

Normalmente se reúnen entre seis u ocho seguidores celestes para ver los encuentros y lo hacen con grupos de aficionados de otros equipos. "Al principio los solíamos ver en un Centro Gallego llamado "Lalín". Desde hace un tiempo vamos al Centro Deportivo Español Iberia. La gente se reúne en estos lugares para jugar a las cartas, ver los partidos, tomar algo o comer. Es curioso, ¡por un momento parece que te teletransportas a Galicia o España!", exclama con el entusiasmo de alguien que piensa crear una peña celtista en la ciudad helvética: "Pues la verdad la planteamos, nos informamos un poco por lo alto, pero todavía no nos hemos puesto a hacerla en serio. A ver si a partir de la entrevista nos ponemos las pilas", apunta.

Aunque esté a casi 2.000 kilómetros de Vigo, Lorena se encontró recientemente con un jugador del Celta en Suiza. "Cuando estas Navidades pasadas fui a coger mi vuelo al aeropuerto de Zürich, estaba en la cola de facturación y vi a alguien a lo lejos que se me hacía familiar, con un peinado bastante curioso. Adivinad quién era...¡Dejan Drazic! No me suele gustar ir de 'groupie fan' de la vida, pero fui a saludarlo y se quedó bastante sorprendido de que alguien le reconociese en Zürich. Él hacía escala para volar a Belgrado a visitar a la familia, ya que habían tenido unos días libres por Navidad. La verdad es que fue muy agradable y su nivel de castellano me sorprendió bastante", comenta nuestra protagonista.

Para esta temporada, Lorena espera que tenga una final feliz. "Jugamos un fútbol de calidad, funcionamos en equipo y en el terreno de juego se ve la conexión entre ellos. Quizás un poco corta la plantilla, especialmente desde que no está Augusto, aunque con la lesión de Nolito hemos descubierto lo bien que puede funcionar 'Súper Guidetti'. Me encantaría entrar en Europa y más estando aquí, que igual me cuadra algún partido relativamente "cerca", pero para mí no es una prioridad. De todas maneras, creo que el equipo tiene nivel y calidad para ello, así que, ¿por qué no? ¡Sí, confío en mis chicos...Hala Celta!".

Artículos Relacionados


 

 
  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque