Facebook Twitter Youtube
La historia de Daniel Clemente

Veinte años de socio viviendo en Nueva York

Escrito por Marci Varela

Martes, 23 Febrero 2016 19:17
Facebook Twitter 101
Daniel junto a su mujer en el puerto de Nueva York
Daniel junto a su mujer en el puerto de Nueva York

Toca conocer una nueva historia de aquellos aficionados del Celta que disfrutan con su equipo desde fuera de Galicia. Nuestra sexta parada nos lleva hasta Nueva York, la 'Gran Manzana'.

Hace once años, Daniel Clemente (Vigo, 1977) cogió las maletas junto a su mujer y se traslado definitivamente a la ciudad de los rascacielos, tras compaginar desde pequeño Nueva York y su localidad natal. En su equipaje no podía faltar la camiseta y la bufanda de un Celta que por aquel entonces estaba en Segunda División. Después de mucho meditarlo, tomó una decisión en el momento de la mudanza de la que nunca se arrepintió: "Sigo teniendo mi carnet de abonado a pesar de la distancia y ya voy por los 20 años de socio".

Daniel trabaja como mayodormo en una casa de Park Avenue y ha experimentado de primera mano la expansión del fútbol en Estados Unidos. "Al principio ver los partidos del Celta era más difícil. Sólo se podían ver por Internet y en paginas de muy baja calidad, pero desde que volvimos a Primera por última vez, y desde que en USA han comprado los derechos de la Liga, es muy fácil ver todos los encuentros en HD tanto por la TV como por las web de la cadenas. Aunque los horarios tampoco son los mejores, salvo 4 o 5 he podido ver todos los partidos de mi equipo en directo y con muchísimos nervios todos estos años. El fútbol en USA esta creciendo a pasos agigantados. La MLS esta teniendo mucho éxito con la incorporación de 'viejas glorias'", apunta.

El color celeste se ha puesto de moda en NY desde el nacimiento del New York City, club al que Daniel también ha cogido cariño. "Me hice socio para así poder ver fútbol en directo y tengo que decir que la afluencia es buena, con una media de 25.000 espectadores. Lo que más me llama la atención es que la venta por merchandising es elevadísima. Antes de cada partido la tienda oficial esta hasta los topes, y no por sus precios económicos. Esto pasa tanto aquí como en cualquier otro equipo de la MLS. En cuanto a ligas extranjeras, aquí gusta más la Premier y después son del Real Madrid o del Barça por los jugadores. El resto de los equipos españoles pues pasan muy desapercibidos, Celta incluido", señala. 

Poco a poco, Daniel consigue que el club vigués tenga más seguidores en la 'Gran Manzana'. "A mis amistades del trabajo las tengo enganchados al Celta. Luego tengo amigos del equipo de fútbol de la Casa Galicia de NY, aunque ahí hay mas del Coruña. Tenemos también a cuatro chilenos que con Orellana, el Tucu y ahora Marcelo, pues son celestes", indica nuestro protagonista, que está trabajando intensamente en la educación futbolística de su hijo: "Nació el 25 de Noviembre de 2014 y un mes después ya lo hice socio (a pesar de esa, a mi parecer, cuota abusiva para los bebés), y también accionista del club, con lo cual podéis ver que lo tengo bien encarrilado. Tiene todo el equipaje del Celta y ya empieza a tocar bastante bien la pelota con los pies, así que se le ven maneras", cuenta con orgullo.

A pesar de la distancia que separa Vigo de Nueva York, Daniel acude todos los años a Balaídos. "Solemos viajar dos veces al año a casa para visitar a la familia e intento lógicamente que sea mientras hay Liga y que coincida con algún partido del Celta en casa. Mi última visita fue contra el Real Madrid esta temporada, con ese resultado totalmente injusto de 1-3. Por cierto, mientras hablo contigo estamos preparando las maletas porque este miércoles viajamos a Vigo otra vez y esta vez podremos ver dos partidos: el del Villarreal y el de la Real Sociedad, en los que me gustaría que mi hijo se pudiera fotografiar con el equipo antes del encuentro; sería un sueño que yo nunca pude tener", relata ilusionado.

Entre los encuentros más especiales de los últimos años, nuestro protagonista se queda con dos: "El del Xerez de Segunda que nos dio medio ascenso, que lo viví por Internet muy intensamente, y el del Espanyol que pude disfrutar en Balaídos con mi mujer Silvia y mi mejor amigo Nabor, y nos permitió mantener la categoría". Para esta temporada, Daniel sueña con Europa. "La UEFA es un objetivo realista en una campaña que a mi parecer esta siendo muy buena, especialmente por la buena participación en la Copa, donde si no fuera por esos 45 minutos locos en Sevilla igual estaríamos en nuestra cuarta final. Veo al equipo bien y ahora con la vuelta de Nolito seremos un poco más contundentes arriba. Así que, coma sempre o de sempre: ¡Hala Celta!

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

 

 
El Desmarque